martes, 23 de febrero de 2016

Macri y ganancias: Crónica de un anuncio que no fue. Por Juan Pablo Ruiz.




Finalmente, se publicó el decreto que modifica las deducciones del impuesto a las ganancias. Esto ocurrió cinco días después que el Presidente de la Nación hiciera el anuncio frente a una numerosa delegación de dirigentes sindicales que fueron invitados a tal fin.
Siempre comenzando por la buena noticia diré que se han actualizado las deducciones previstas en el Art. 23 de la Ley de Impuesto a las Ganancias (LIG) de manera importante: Como ejemplo diremos que el concepto de ganancia no imponible, que es anual, paso de $ 15.552 a $42.318. También se actualizo la deducción anual de cargas de familia, que paso a $42.318; la deducción anual por hijo que se actualizo a $19.889; mientras que la deducción anual por cónyuge se actualizo a $39.778. todas las actualizaciones de las deducciones mencionadas han sido importantes pues implican un ajuste en el orden de más 150%; pero veremos que no impactan de la misma manera a la hora de quienes deben o no tributar ganancias.
De esta manera, los conjuntos de deducciones dan la resultante de un nuevo mínimo no imponible que se ubica en $25.000 pesos mensuales para una persona casada/o con dos hijos y en $18.880 para los soltero/as. Si tomamos en cuenta que los que ganaban menos de $15.000 pesos entre enero y agosto del 2013, luego de dos años y medio donde la inflación fue por lo menos del 60%, la actualización fue del 25% para los soltero/as y de alrededor del 65% para los casado/as con dos hijos.
Pero en el mismo decreto viene la primer mala noticia: el gobierno dispone la derogación del Decreto N° 1.242 de fecha 27 de agosto de 2013, por lo cual todos aquellos trabajadores y jubilados que estaban exentos de pagar ganancias porque percibieron menos de $15.000 mensuales entre enero y agosto de 2013 a partir de este año: ¡vuelven a pagar! Es decir que el gobierno de Macri, en lugar de emparejar derechos hacia arriba lo hizo hacia abajo, derogando dicha exención. El resultado es que se va ampliar la cantidad de trabajadores que van a volver a tributar ganancias.
La segunda mala noticia es que estas actualizaciones rigen a partir del 1° de enero de 2016 por lo cual el impacto de las paritarias sobre el salario no ira directo al bolsillo, sino que una buena parte va a ir al Estado. La retención del Estado oscilara entre el 27% al 35% de lo que se obtenga por aumento salarial entre aquellos trabajadores casado/as con dos hijos que ganan más de $25.000 pesos mensuales y aquellos trabajadores soltero/as que ganan más de 18.880 mensuales. Situación que va a volver a generar tensiones en el mundo del trabajo teniendo en cuenta la alta inflación prevista para este año.
La ultima mala noticia la dio el propio presidente: las escalas no se van a tocar hasta el año 2017, por lo que se mantendrá la ficción de que entre el año 2000 y el año 2016 no ha habido inflación, y la AFIP computara como un crecimiento de “riqueza” los aumentos salariales de los últimos 16 años.
En conclusión, el anuncio presidencial no solo no es un avance, sino que es un claro retroceso en la demanda de los trabajadores que sostienen que “el salario no es ganancia”.

.

viernes, 19 de febrero de 2016

MACRI, ABAD, Y GANANCIAS. CLAVES PARA COMPRENDER UN ANUNCIO PRESIDENCIAL. (válido hasta que se publique en el Boletín Oficial)


Debo decir que escribir lo que opino sobre el enuncio que realizo el Presidente Mauricio Macri sobre el Impuesto a las ganancias me ha costado más de lo previsto.
En primer lugar, porque el anuncio no vino acompañado por el texto del decreto que debe publicarse en el boletín oficial, ¡y también porque en el boletín oficial no se ha publicado nada! Veremos el lunes próximo.
En segundo lugar, por la poca claridad a la hora de exponer la propuesta realizada por Macri, lo único que quedo claro (¿?) era que quienes ganan menos de $ 30.000 pesos brutos mensuales no pagan ganancias, lo que no queda claro es en qué fecha se debe ganar menos de ese dinero, si antes o después de las paritarias.
Para despejar un poco más las dudas cosas apareció el Director de AFIP, Alberto Abad, quien detallo que 180 mil trabajadores quedaran exentos del pago de ganancias porque no superan el nuevo piso de 30 mil pesos brutos mensuales. También anunció que aquellos que perciben un sueldo mensual bruto mayor de 30 mil pesos tendrán un aumento en las deducciones de la cuarta categoría (deducción especial más deducción por hijo, conyugue, etc) de aproximadamente un 160 %, pero……cuando el Congreso de la Nación apruebe dicho proyecto que aún no ha ingresado en el Congreso de la Nación por estar el mismo en receso. Supongo que el congreso va a aprobar dicho proyecto porque beneficia a todos (incluidos los diputados y senadores) y tendrá un rápido tratamiento. Pero en concreto Abad anuncio unos lindos cuadros de algo que se va a resolver cuando el Congreso lo sancione, es decir que mostró un conjunto de buenas intenciones.
Y llegamos al tema de las escalas del artículo 90 que hace 16 años que no se actualizan, yo entendí del Director de la AFIP que este tema se iba a tratar con el proyecto que el Poder Ejecutivo enviaría al Congreso, pero el presidente dijo que este año no se iban a actualizar las escalas. O sea que se van a actualizar (si cumple su palabra) solo con 17 años de atraso, nada grave teniendo en cuenta que casi no tenemos inflación (es una ironía por supuesto).
La falta de publicación del decreto y la certeza de que las paritarias va a ser mayores al 30% nos llevan a concluir que las mejoras en las deducciones como la elevación del piso a 30 mil pesos brutos mensuales van a tener un impacto menor al anunciado y a lo mostrado en esos lindos cuadros que anuncio el director de la AFIP.
Como conclusión creo que es desprolijo hacer un anuncio de algo que no tiene instrumento legal y que incluso debe ser aprobado por otro poder el Estado como es el Congreso de la Nación. Se parece más a una propuesta para que los gremios acuerden un techo de paritarias menor al que anuncian, algo de eso se observa en las idas y vueltas que tiene la paritaria docente, donde el gobierno ofreció un 40% y ahora dice que fue un malentendido.
Ampliaremos cuando salga publicado el boletín oficial.