martes, 20 de diciembre de 2016

GANANCIAS. PEGARLE AL DUEÑO PARA QUE APAREZCA EL CHANCHO. *



Finalmente, parece que hubo fumata blanca entre el gobierno y la CGT por el tema del impuesto a las ganancias.
En reglas generales el acuerdo se sitúa entre el proyecto oficial y el proyecto opositor, con la incorporación de una variante importante cual es la modificación de las escalas del Art. 90. Aquí hay que decir que el ajuste es importante, pero es por debajo de la inflación de los últimos 16 años. Por eso solo dejaran de pagar ganancias solamente unos 400 mil trabajadores, de los dos millones que lo hacen actualmente.
Ahora bien, me interesa entrar en el dato político:
Tuvo que darse media sanción en la Cámara de Diputados a un proyecto de ley que gravaba a la renta financiera, para que el gobierno acepte negociar con la CGT un cambio en el impuesto a las ganancias.
Y en coincidencia con los quince años del levantamiento popular del 2001, donde los bancos le quitaron los ahorros a la mayoría de la clase media argentina, el gobierno dejo atrás la preocupación sobre el tamaño del déficit fiscal, que tanto abrumaba a los gurúes económicos y a muchos economistas mediáticos, y salió a defender la rentabilidad de los bancos y los sectores financieros.
Así que, a cambio de retirar que la renta financiera pague impuesto a las ganancias, acepto ampliar su proyecto de ganancias y allí la CGT obtuvo un pequeño logro en la negociación.

Es que en el gobierno de Macri se optó porque el Estado pierda recaudación a costa de no cobrarle a los bancos. Cualquier aparición del “espíritu” de De la Rua por la Casa Rosada es solo obra de los brujos y los supersticiosos….

*el titulo de esta nota se lo robe al gran Diego Genoud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada